BESTIARUM


Museo Provincial de Lugo

Intervención escultórica y performance

Fisuras na vitrina. Abrindo a sala do tesouro


Lugo
2016







Momento de la performance. Anxela Pardo con la máscara Aries frente al Carneiro alado de Ribadeo.





Concepto



Se trata de una serie de máscaras de animales pensadas a partir del Carneiro Alado de Ribadeo, S. VI - l a de C., obra realizada en oro, de pequeñas dimensiones, 6,5 x 6,4 x 2 cm., y de exquisita realización que fue adquirida por el Museo Provincial de Lugo, junto a otras piezas de la colección de Álvaro Gil Varela.

En Bestiarum está Aries, una recreación de esta obra. También la cabeza de un oso Ursus, la cabeza de un ciervo Cervus, la de un pájaro Avis y la de una leona Lea. La idea, cuando se me propuso la intervención en el museo, fue asumir los orígenes del arte, en un momento donde la identidad entre los animales y los humanos no había sido quebrada aún, por un pensamiento religioso que apartó a la humanidad del resto de la naturaleza. Concebí la posibilidad de que cada visitante pudiera colocarse una máscara de animal, para entrar en la sala del tesoro, haciendo alusión a las cuevas prehistóricas, y a la relación sagrada con la naturaleza y la totalidad. La utlización de las esculturas, y con ello la posible trasnformación y cambio de sentido, intenta aproximarse a los ritos de paso. Asumir que el pasado histórico no es algo acabado, que el orden moral del Paleolítico lejos de estar muerto permanece en nuestro inconsciente, como la primera y más antigua capa cultural.




Performance


Performance en la Sala del tesoro, Museo Provincial de Lugo






Bestiarum


Ana DMatos crea un proyecto específico para la colección Gil Varela partiendo de la representación animal por excelencia de la colección, el llamado "carneiro alado de Ribadeo"; esculturita de oro descrita por su belleza basada en la riqueza de sus cualidades artesanales, de controvertida datación cronológica cultural. La artista encara la falta de cronología y clasificación cultural específica de la obra como horizonte para generar Bestiarum. La obra, presentada como falso hallazgo musealizado, representa un ritual que une naturaleza y cultura, haciéndonos viajar a un paisaje humano todavía poblado por nuestra mitad animal. A pesar del título, la obra formada por cinco máscaras de animales cada una sobre su soporte, no alude a los conocidos bestiarios medievales. No es un catálogo de actitudes humanas personificadas en ciertos animales.
El carnero, la leona, el oso –macho o hembra-, el pájaro –macho o hembra- y el ciervo –macho o hembra- son convertidos en máscaras y, por tanto, objetos de mediación para vivir una experiencia trascendente. DMatos le propone a la persona portadora de la máscara una ruta hacia su propia sustancia natural como ser animal. ¿Cómo? Pues a través de las interpretaciones simbólicas que sobre los animales representados atesora la cultura de cada uno. La obra, des-estructurando los mecanismos de musealización tradicional de los capolabori de los museos arqueológico, nos presenta un objeto de funcionamiento simbólico, que se activa solamente con nuestra libre interpretación.
Para Ana DMatos, con un largo y fructífero trabajo a cuestas sobre los signos visuales, con los que nuestra civilización representa la idea de poder, asociado a la idea de belleza –trabajando hasta ahora desde la creación del oropel del poder temporal en los estados nacionales y desde la creación del boato asociada al poder espiritual en la edad media- ahora, retoma este camino para reflejar el constructo mítico de la prehistoria, que se dispara en el público al contemplar las piezas de oro de esta colección.
Con la intención de que aprehendamos críticamente lo que aún se entiende por "belleza", asociada todavía a la autoridad moral, política, condición social o de género cultural, nos relega a su Bestiarum. También de gran belleza formal y gran calidad técnica, en la que también se utiliza el oro, epítome de las autoridades de toda índole. Pero, al igual que el carnero, la obra no es lo que parece. No remite a un bestiario medieval porque no pretende darnos una lección moralizante. Sus máscaras son objetos permeables, transparentes, ni conceptual ni formalmente monolíticas, como el repertorio de objetos asociados a todo tipo de poder. Además, su exposición pública no se hace sobre soportes que se alejen de nosotros. Físicamente no hay podio, ni vitrina, ni pedestal... Y, sobre todo, como coda final, no poseen solo belleza formal, porque consiguen hacernos entender que ningún adorno es intrascendente ...

Monse Cea, 2016






Obras

Aries Bestiarum






Avis Bestiarum






Cervus Bestiarum






Lea Bestiarum







Ursus Bestiarum









VIDEO


Ana DMatos · Dirección & Producción

Andres GB · Música

EX . Cámara

Adolf Alcañiz · Postproducción


HD, 3:25'

2016



PDF

Agradecimientos:

Aurelia Balseiro
Mariajo Bóveda
Monse Cea
María Begoña Fernández
Anxela Pardo Vázquez
Mauro Trastoy
Museo Provincial de Lugo


Texto © Monse Cea
Imágenes © Ana DMatos